comprar piso permiso residencia andorra

La compra de una propiedad, la inversión más frecuente para obtener la residencia pasiva en Andorra

Tal y como explicábamos el pasado mes de octubre en el artículo “Como funcionan las residencias pasivas en Andorra”, cualquier nuevo residente que desee este tipo de residencia tiene que invertir, en un plazo de 6 meses, un importe de como mínimo 400.000 euros en algunos de los activos especificados por el Departamento de Inmigración de Andorra.

A pesar de que en la actualidad existen diferentes activos que permiten esta inversión (participaciones en capital social o en fondos propios de sociedades residentes en el Principado, instrumentos de deuda o finanzas emitidas por entidades o cualquier Administración pública residentes en el país o bien depósitos no remunerados en el Instituto Nacional Andorrano de Finanzas), la compra de bienes inmuebles por un valor igual o superior a este importe continúa siendo la principal opción entre los nuevos residentes que pretenden obtener una residencia pasiva en Andorra.

Propiedades de 500.000 euros, las más demandadas

Fruto de esta situación, no es de extrañar que la propiedad tipo más demandada actualmente en Andorra sea de unos 500.000 euros aproximadamente, con unos 180 m², tres dormitorios y una terraza. Así, este precio medio de compra estaría muy relacionado con los 450.000 euros que fija la normativa para poder obtener el permiso de residencia pasiva, 400.000 euros de inversión y 50.000 euros en concepto de depósito en el Instituto Nacional de Finanzas (INAF).

Con todo, hay residentes que ante esta importante inversión van algo más allá y optan por propiedades de mayor envergadura. En este sentido, también se empieza a constatar un aumento en la demanda de propiedades que oscilan entre los 700.000 y el 1,5 millones de euros. A diferencia de propiedades más modestas, este tipo de inmueble se caracteriza para ser más exclusivo, unifamiliar, normalmente rodeado de naturaleza y alejado del bullicio del centro.

Andorra, polo de atracción para compradores e inversores inmobiliarios de todo el mundo

De forma similar a lo que sucede dentro del sector turístico, un ámbito donde el Principado ha conseguido posicionarse como una referencia de primer nivel seduciendo a turistas de todo el mundo, el sector inmobiliario andorrano también cautiva a compradores inmobiliarios procedentes de todos los rincones del mundo. De este modo, buena parte de las inmobiliarias del país coinciden en señalar que más de un 70% de las compras actuales de bienes inmuebles se efectúan con inversores internacionales, mientras que sólo un 20-30% se materializan con compradores andorranos.

Independientemente del aliciente que supone conseguir una residencia pasiva en Andorra, la segunda motivación de los compradores internacionales es adquirir una segunda residencia, normalmente de alta gama, en un entorno envidiable, siendo las parroquias de Ordino y La Massana las opciones más escogidas. Así mismo, las zonas cercanas a las pistas de esquí de Vallnord y Grandvalira o a los ejes comerciales de Andorra la Vella y Escaldes-Engordany son también entornos muy valorados para el comprador internacional.


Aquí algunas de nuestras propiedades más destacadas de Andorra

Inmobiliaria And.immo Andorra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *